moho

 

Web de referencia acerca del Moho

 

Decir que algo está mohoso es una forma de hablar que utilizamos para describir las cosas que tienen una superficie de algo, usualmente verde, con una apariencia esponjosa, que recubre superficies como el pan o las paredes húmedas. Cuando algo está mohoso, es decir, que una cosa está cubierta completa o parcialmente de moho, muchas preguntas pueden pasar por nuestra mente. Lo primero sería ¿qué hacer si una sola parte del alimento tiene moho? ¿Lo podríamos consumir o en tal caso cortar esa parte en mal estado?

En líneas generales, lo mejor será lamentablemente deshacernos de los alimentos que contengan moho. Como en todo en la vida, hay excepciones con respecto al moho, e incluso algunos quesos se elaboran con un tipo de moho, pero existe el moho tóxico y debemos ser cuidadosos. Pero, antes de ir más lejos con respecto a la prevención del moho en comida y superficies, es fundamental que respondamos una pregunta muy importante: ¿Qué es el moho?

absorbentes de humedad

Absorbentes de humedad

Te ofrecemos la mejor información y herramientas de ayuda a través de tu consulta en nuestra página...

Ir a la página
pintura antimoho

Pintura Antimoho

La pintura antimoho es una eficaz medida de prevención que reduce la aparición y reaparición de este...

Ir a la página
purificador de aire

Purificador de aire para moho

Los purificadores de aire para el moho trabajan muy bien en espacios cerrados como habitaciones, ofi...

Ir a la página
productos antimoho

Productos antimoho

Existen gran variedad de productos antimoho. Hemos seleccionado los mejores para que ahorres tiempo...

Ir a la página
inhalar moho

Inhalar moho

Los microbios pueden aparecer incluso en las ventanas de doble acristalamiento, por lo que es muy fá...

Ir a la página
Moho negro toxico

Moho negro tóxico

Aunque el moho sea de color negro, no significa que sea siempre tóxico. Te enseñamos a distinguirlo.

Ir a la página
moho verde

Moho verde

Los expertos indican que el moho se desarrolla en lugares húmedos, pero que además ese lugar tenga u...

Ir a la página
moho gris

Moho gris

Si se observa manchas en las flores, daños en los frutos o deformaciones en los nuevos brotes y esto...

Ir a la página
eliminar moho blanco

Moho blanco

Los daños que causa el moho blanco pueden llegar a ser graves. Combátelo a tiempo.

Ir a la página
moho naranja

Moho naranja

¿El moho anaranjado es tóxico? No, pero, sin duda, trae complicaciones para la salud.

Ir a la página
eliminar moho

Eliminar moho con lejía y vinagre

Todo sobre cómo prevenir y eliminar el moho con diferentes productos caseros e industriales.

Ir a la página
moho en casa

Moho en casa

Es fundamental saber prevenirlo y saber actuar en caso de que el moho aparezca y se reproduzca en am...

Ir a la página
Como quitar el moho del techo

Como quitar el moho del techo

El moho es una de las peores pesadillas de muchos. Es necesario actuar con prontitud en su solución.

Ir a la página
moho madera

Moho en la madera

El moho en la madera por humedad es la causa principal de la aparición de este.

Ir a la página
moho en las plantas

Moho en las plantas

Detallemos un poco sobre qué es moho de plantas y cómo evitarlo o eliminarlo.

Ir a la página
moho en alimentos

Moho en los alimentos

Descubre cómo afecta a tu salud el moho en los alimentos

Ir a la página
MOHO Y EMBARAZO

Moho y Embarazo

El moho y embarazo no se llevan bien. Cualquiera que sea la situación, el moho es dañino para la sal...

Ir a la página
moho uñas

Eliminar moho de las uñas

El moho en las uñas puede ser un tema desagradable, pero hay que tenerlo en cuenta.

Ir a la página

 

 

 

Definición y significado del moho

 

Podrías o no haber escuchado en alguna clase de biología sobre un reino de organismos llamado fungi, que se estudia junto con otros reinos como el de las plantas y el de los animales. Pero lo importante no es que fungi sea una palabra en latín, sino saber que el moho es un hongo.

Este hongo no viene de una sola forma, sino que está presente en diferentes formas y colores, y puede crecer en superficies tan diversas como algunas setas, las cuales también son hongos. La visita del moho en nuestro hogar y comida suele ser indeseada, aunque también es de gran utilidad para científicos.

Tener moho en superficies como paredes de la casa o en cortinas de baño podría ser visto como una señal de poca higiene, pues ciertamente no dan la mejor apariencia (aunque existan artistas que utilizan el moho en sus obras de arte).

 

¿Por qué aparece el moho? Ninguno de nosotros escapa completamente del moho, así que no te preocupes si aparece moho, simplemente continúa leyendo para aprender qué hacer con este.

¿Sabías que el moho está presente en el día a día de nuestras vidas desde hace cientos de años? Tanto es así que incluso en el antiguo testamento de la biblia se habla del moho, específicamente en el Levítico 14:37.

No es una cuestión religiosa, sino que es una prueba de que no somos los únicos lidiando con la aparición de este hongo que recubre nuestros hogares. En aquellos pasajes bíblicos se expone una forma de lidiar con el moho.

Por suerte, a día de hoy contamos con muchos productos químicos, así como con mayor conocimiento acerca de la formación de hongos y la clasificación del moho. Así, ahora es mucho más fácil prevenir el crecimiento de moho, o saber qué hacer si ya está presente.

 

 

¿Dónde crece el moho?

 

El moho puede encontrarse en casi cualquier ambiente, aunque su crecimiento es especialmente favorecido en condiciones de calidez y humedad. Pero no por ello esto significa que los lugares más fríos o secos estén exentos del crecimiento del moho.

Antes de aprender más sobre por qué crece el moho y los lugares y cosas donde puede aparecer, vale la pena entender que este es un hongo que se reproduce y propaga por medio de esporas. Estas pueden ser vistas como semillas que el moho propaga en el aire, y cuando caen en una superficie propicia (húmeda y cálida), esta germinará.

Sabiendo que el moho se intentará reproducir de forma constante generando esporas, podemos entender mejor por qué es tan fácil encontrarnos con estas superficies vellosas, de colores, usualmente verdes o grises, sin que esto signifique que nuestro hogar es antihigiénico.

 

Los lugares donde es más común encontrar colonias de moho son las superficies donde hay humedad, por ejemplo, las paredes o gabinetes cerca de lavavajillas, sanitarios, lavabos, donde el nivel de humedad es alto, y es común ver paredes y superficies manchadas.

También en exteriores, por ejemplo, paredes donde existan filtraciones, o que constantemente se humedezcan, por ejemplo, porque están cerca del jardín, y la manguera moja las paredes, lo cual crea ambientes propicios para el moho.

Pero probablemente la presencia de moho menos deseable sea la de este hongo en la comida. Casi todos hemos visto al menos una vez en nuestras vidas como a un pedazo de pan que no nos hemos comido comienzan a salirle pequeños puntos, usualmente grises o verdes. Esto es el moho.

El pan es un lugar muy atractivo para el moho porque, en primer lugar, el pan tiene alto contenido de almidón, lo cual es un alimento con alto contenido en energía para el moho. Pero, además, es común guardar el pan en bolsas cerradas o paneras, las cuales previenen la circulación del aire, y favorecen el desarrollo del moho.

 

 

Moho, ¿cuál es el nombre científico? Terminología

 

Cuando hablamos del moho, así como cuando estudiamos sobre cualquier organismo biológico, usualmente nos encontramos con cierta terminología, mayormente nombres científicos en latín o griego. Descuida, solo debemos conocer lo básico.

 

 

Moho, ¿a qué reino pertenece?

 

En primer lugar, recordemos: Fungi, este término es el plural de fungus, que singifica hongo, y engloba el reino biológico al que pertenece el moho. Esto es como los humanos pertenecemos a animalia, y los vegetales y plantas, a plantae.

La forma en que el moho crece es en la forma de filamentos que son llamados hyphae o hifa, que viene del griego que significa red, el cual es un término muy adecuado para describir lo que el moho hace, pues estas hifas son una red de filamentos, formando el cuerpo del moho.

 

 

Tipos de moho

 

Existe una gran variedad de tipos de moho que crecen en nuestros hogares. Rápidamente podemos mencionar varios nombres: Acremonium, Alternaria, Aspergillus, Cladosporium, Fusarium, Mucor; entre muchos otros.

Sin embargo, además de los tipos específicos de moho que podemos encontrar en el ambiente y en nuestros hogares, es importante saber que podemos clasificarlos en tres grupos útiles cuando se habla de las posibles consecuencias del moho en nuestra salud:

  • Alergénicos: Los tipos de moho que producen alergias y reacciones alérgicas. Los ataques de asma son un ejemplo.
  • Patógenos: Estos tipos de moho puede causar problemas de salud a personas que sufran de alguna enfermedad grave.
  • Toxigénicos: Estos son usualmente llamados moho tóxico, y producen sustancias tóxicas que pueden conllevar condiciones de salud peligrosas e incluso mortales.

 

La descripción de estos grupos de moho podría resultar alarmantes, o incluso aterradores para algunas personas, pues parecen indicar que solo existen consecuencias negativas en cuanto al crecimiento del moho.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que conocer esto es útil para mantenernos prevenidos e informados de la de posibles riesgos del moho, pero esto no significa que todos los tipos de moho serán una amenaza para nuestra salud de inmediato. Lo fundamental es no mantenernos en contacto con el moho.

Ahora que tenemos claras algunas consideraciones y definiciones alrededor del moho y sus tipos, podemos conocer algunos de los géneros más comunes de moho.

  • Acremonium

El acrecomium es un tipo de moho con una apariencia polvorienta que puede ser encontrada en colores como gris, blanco y anaranjado. Este es un tipo toxigénico, por lo cual, la exposición al acremonium es peligrosa.

Este moho suele crecer en sistemas del hogar como los humidificadores o selladores de ventana, entre otras partes de la casa que generen condensación.

Este el tipo de moho alergénico más común en el mundo. Se conoce por su apariencia aterciopelada con cabellos, especialmente de un color verde oscuro. Alternaria crece en los lugares donde exista humedad, por ejemplo, es muy común encontrarlo en duchas, bañeras, las cortinas de baño o por debajo de los sumideros con fugas.

Siendo este un tipo de moho alergénico, sus consecuencias con la salud pueden ser similares al asma. Su crecimiento es muy veloz y muchos lugares son favorables para que prosperen, por lo cual es importante tratarlos tan pronto como sea posible.

  • Aureobasidium

El aureobasidium es el tipo de moho que usualmente verás crecer detrás del papel tapiz o superficies de madera o pintadas. Este moho es alergénico, y se encuentra en colores como rosa, marrón o negro y se vuelve marrón oscuro a medida que envejece.

Si se encuentra este tipo de moho en tu hogar o propiedad, evita el contacto directo con la piel, pues puede causar dermatitis e infecciones en los ojos, uñas o la piel.

  • Cladosporium

Otro tipo de moho alergénico, y tiene la particularidad de que además de crecer en condiciones cálidas, también puede crecer en condiciones frías. Este puede crecer en materiales dentro de los hogares, tales como telas, alfombras y tapicerías. Su color es verde oliva o marrón, con una textura de gamuza.

Sus consecuencias son todas alergénicas, pudiendo causar reacciones en los ojos, la piel, la nariz o la garganta. No es un moho tóxico, pero es aconsejable no tener contacto directo con este, para evitar irritaciones de piel o pulmonares.

  • Fusarium

El fusarium es del tipo alergénico y toxigénico, y puede crecer en temperaturas frías, creciendo mayormente en hogares con daños causados por el agua. Este crecerá en alfombras, papel tapiz, telas y otros materiales. Su color es rosa, blanco o rojizo. Este crece naturalmente en comestibles.

En principio, este es un moho que causa reacciones alérgicas, como infecciones de la piel, dolor de garganta, estornudos, dermatitis y picazón en los ojos. Sin embargo, la exposición prolongada a este moho puede producir condiciones más graves, así como producir toxinas dañinas para el sistema nervioso.

Este es un moho que es famoso, pero lo es por lo negativo, pues también es conocido como el vil moho negro, o el moho tóxico. Como su nombre sugiere, es toxigénico, pero también puede causar reacciones alérgicas.

Su color es verdoso oscuro o negro, con una textura babosa. Este crece en lugares con niveles altos de humedad en los cuales estas condiciones se mantienen por varias semanas y suele crecer en materiales como la madera, papel, cartón o el mimbre.

La exposición a este moho genera diversos problemas a la salud, incluyendo síntomas como dificultad respiratoria, sinusitis e incluso depresión. Sus problemas son mayormente en las vías respiratorias, pues este moho produce micotoxinas.

Tener este moho en hogar con niños es altamente peligroso, por lo cual, si tu hogar presenta moho negro, es importante desalojar a los niños para prevenir su exposición al moho tóxico y contactar con profesionales de la limpieza y eliminación del moho.

 

 

¿Cómo de peligroso es el moho para la salud?

 

Ahora que conocemos la existencia de diferentes tipos de moho, y conocemos en detalles algunos de estos, así como la clasificación en grupos: Alergénicos, patógenos y toxigénicos, sabemos que este huésped tan común pero tan poco querido en nuestros hogares puede ser más que un problema estético.

Sin embargo, es importante que recordemos algo, y es que el moho es muy importante en la naturaleza, ya que ayuda a la descomposición, y algunos lo llaman el reciclador natural. El problema es que su importancia ocurre en naturaleza, pero en hogares es importante prevenir su crecimiento.

Con toda esta información, ¿cuándo es el moho peligroso para la salud? Podemos decir que el moho es peligroso para salud en una escala muy variada. No siempre nos encontraremos con la presencia de stachybotrys o moho tóxico en nuestros hogares, pero no por ello significa que debamos favorecer el crecimiento de otros géneros.

Cómo mínimo, la presencia de géneros de moho alergénicos puede causar síntomas como estornudo, tos, nariz congestionada e infecciones nasales, que, si bien pueden no ser nocivas, definitivamente afectan nuestra calidad de vida.

Nuestra piel también puede ser bastante afectada por la exposición prolongada de algunos tipos de moho, y los ataques de asma son relativamente comunes cuando estamos expuestos al moho.

 

La presencia de géneros de moho como el stachybotrys, llamado moho negro o moho tóxico, así como otros géneros de moho tóxico pueden afectar nuestra salud considerablemente, incluso a un nivel nocivo.

Para hogares con niños es fundamental eliminar las posibles fuentes propicias para el crecimiento del moho, así como eliminar y limpiar aquellas colonias de moho, ya sean tóxicas o alergénicas.

Recuerda que es importante que, para deshacerte del moho, lo hagas cubriendo tu cuerpo, ojos, nariz y boca y lavar la ropa aparte una vez terminado, así como asegurarte de informarte de a donde llevar el moho eliminado. De preferencia, contacta con profesionales de la limpieza y eliminación del moho.

 

 

¿Cuál es el moho más peligroso?

 

Si debemos aceptar que probablemente todos tendremos que lidiar al menos una vez con el moho en nuestros hogares, y que todos los géneros de moho pueden potencialmente afectar nuestra salud o calidad de vida en mayor o menor grado, entonces deberíamos conocer aquellos que representan mayor riesgo.

 

 

¿Qué moho es peligroso?

 

En primer lugar, el tan mencionado moho negro o tóxico, o por el nombre de la especie a la que pertenece: Stachybotrys. El crecimiento de moho tóxico es especialmente favorable en superficies que contengan celulosa y que hayan permanecido húmedas por un periodo largo de tiempo. Estas superficies pueden ser: cartón, yeso, baldosas de techo, madera, etc.

El moho negro produce micotoxinas que pueden ocasionar infecciones serias. Además, su presencia es muy peligrosa para niños pequeños, así como personas con sistemas inmunológicos débiles y personas de edad avanzada.

Otro tipo de moho que representa peligros para nuestra vida es el penicillium, el cual efectivamente guarda relación con la penicilina. Es, por supuesto, muy bueno si es usado por personas expertas por sus propiedades antibióticas. Sin embargo, no es buena idea tenerlo en nuestros hogares.

El penicillium es caracterizado por su superficie de color azul o verde, con una textura aterciopelada, y crece en alfombras, papel tapiz, ductos y puede incluso crecer en colchones. Sus consecuencias son inflamación pulmonar y asma.

 

Otros géneros de moho considerados especialmente peligrosos son: Cladosporium, Fusarium y Aspergillus. El Stachybotrys, moho negro o moho tóxico continúa siendo el más peligroso por su generación de micotoxinas.

Algo a tener especialmente en cuenta es que seres más indefensos, como nuestros niños pequeños y nuestras mascotas, es menos probable que sepan identificar la posible amenaza de estas especies de moho, o su curiosidad los lleve a tocarlos o probarlos. Por eso, es importante saber qué hacer si comes moho.

 

 

¿Cómo acabar con el moho?

 

Ahora que sabemos que el crecimiento de moho en nuestros hogares es algo relativamente normal y que no siempre podremos evitar, sí que lo podemos prevenir, y por suerte, también lo podemos eliminar si ya existe. Existen varias cosas que debemos hacer y tener en cuenta al momento de limpiar nuestra casa de moho.

 

  1. Identificar el moho: ¿dónde crece el moho?

Recordemos que el moho puede crecer en prácticamente cualquier lugar húmedo en tu hogar, por lo cual, estos lugares deberían ser los primeros que tengamos en cuenta al momento de buscar colonias de moho. Pero, incluso si estos puntos no tienen moho, vale la pena solucionar esas fugas de agua y focos de humedad.

En principio, el moho no es difícil de localizar, pues podrás ver puntos negros o de color verde oscuro o encontrar colonias más grandes de moho. Los lugares donde es usual encontrarlo es en paredes húmedas, las cortinas de baño, y en exteriores, especialmente en lugares con sombra y alta humedad.

Una forma de diferenciar si se trata de moho o solo es suciedad, es aplicar algunas gotas de cloro en una mancha negra y espera unos minutos. Si se aclara, entonces se trata de moho, sino podría ser suciedad.

Tu olfato es otra herramienta importante para identificar la presencia de moho en tu hogar. El olor a moho es bastante identificable y es un olor de humedad. Asegúrate de revisar alfombras húmedas, paredes húmedas, espacios donde hay que agacharse y otros posibles lugares.

 

  1. Eliminar el moho

Para pequeñas concentraciones de moho, especialmente aquellas comúnmente encontradas en baños o espacios oscuros de la casa, aplicar una solucionar 1-8 de cloro y agua es suficiente. Pero, cuando el moho crece en lugares que no son fáciles de detectar, otros pasos deben ser tomados.

Especialmente si se trata de moho negro o moho tóxico, quieres evitar contaminar o respirar el aire. Recuerda que este tipo de moho produce micotoxinas, por ello, realiza los siguientes pasos:

  • Utiliza ropa vieja para cubrirte y que puedas lavar por separado. Además, es importante que utilices tapabocas o respiradores, así como gafas protectoras y guantes.
  • Ventila el cuarto con un ventilador, pero asegúrate de que lo puedes quitar una vez terminado el trabajo, pues las esporas no se pueden eliminar. Ubica el ventilador en una ventana.
  • Si se trata de alfombras infestadas, envuélvelas bien y usa cinta y mete todo lo que esté infectado con moho negro en bolsas de basura dobles. Asegúrate de consultar cómo y dónde deshacerte de estos.
  • Mientras trabajas en la limpieza de áreas llenas de moho, humedécelas con un rociador mientras trabajas, de esta forma evitarás la producción de esporas. Además, apaga tu calefacción y aire acondicionado, y cubre los ductos y puertas.

 

  1. Limpiar

Una vez te has desecho de todo lo que estaba infectado, y lo hayas puesto de forma segura en bolsas de basura, es momento de limpiar o reparar si tuviste que dañar algunas partes del cuarto o de tu casa debido a la colonia de moho.

Utiliza limpiadores de moho, así como soluciones como un 1-8 de cloro y agua, friega bien las superficies y pasa la aspiradora. Además, considera utilizar una pintura que incluya una sustancia para matar el moho y evitar el crecimiento de este.

 

 

Mantener tu hogar libre de moho

 

Lo más importante es que te asegures de prevenir el crecimiento del moho en el futuro, especialmente ubicando cualquier espacio o punto del hogar donde existan daños por humedad, así como fugas de agua que no debería existir.

Además, si el olor a moho es persistente, pero no sabes de donde podría venir, es mejor consultar con expertos del control, eliminación y limpieza del moho, quienes te ayudarán con tus problemas de moho y tomarán las medidas seguridad adecuadas para que nadie en la casa sea afectada/o.

Asegúrate de que los drenajes funcionen bien, y que el agua no caiga en superficies, ya sean paredes o maderas. Dales una visita a espacios oscuros de la casa, como los armarios, el sótano, garaje y otros depósitos.

Finalmente, confía en tu olfato, y toma un poco de tiempo para aprender a identificar el moho. Recuerda que este hongo no es malo por sí solo, y lo necesitamos en la naturaleza, pero en nuestro hogar es importante evitar su crecimiento.