Inhalar moho

 

Los microbios pueden aparecer incluso en las ventanas de doble acristalamiento, por lo que es muy fácil para nosotros inhalar moho sin saberlo. El moho son hongos microscópicos de varios géneros y especies que viven en la humedad. Las esporas de moho y el polvo vuelan por el aire y caen sobre diversos materiales. Cuando el ambiente para el desarrollo del moho se vuelve favorable (por ejemplo, el material se ha sometido a una humedad prolongada), las esporas germinan y producen micelio.

Si el ambiente permanece muy húmedo, los ciclos comenzarán a repetirse y las esporas de moho aparecerán una y otra vez. Aunque el moho se haya eliminado totalmente, si la humedad en el hogar se mantuvo, entonces el moho volverá a aparecer.

Todos los días estamos rodeados por cientos de especies de hongos de moho que pueden sobrevivir en las condiciones más adversas. Estos parásitos viven y se multiplican no solo en las paredes, sino también en el cuerpo humano. Por eso, hay que tener cuidado si se han creado todas las condiciones necesarias para la aparición del moho, como la humedad y temperatura.

Y si también nos alimentamos con productos proteínicos y azúcar, entonces al inhalar moho nuestro cuerpo es ocupado rápidamente por estos organismos no invitados, que son extremadamente difíciles de eliminar.  Al mismo tiempo, las esporas que se liberan en el espacio circundante pueden envenenar nuestro cuerpo cuando las inhalamos.

 

 

 

Cómo entra el moho a nuestro cuerpo

Los científicos han descubierto que alrededor de 500 esporas de hongos de moho están contenidas en 1 m2 de aire en las grandes ciudades industriales. Con cada respiración, entran en nuestros pulmones estos hongos, así que todos somos susceptibles a inhalar el moho.

Cada cuerpo tiene un muy buen sistema de protección contra la inhalación del moho. La inmunidad de una persona sana es capaz de hacer frente a la contaminación de nuestro aire. También, cuando el sistema inmunológico de una persona se debilita debido a una enfermedad o, por ejemplo, se ha sometido recientemente a una cirugía, estas personas son más vulnerables a ser afectadas por el moho.

 

  • Podemos consumir el moho por alimentos en mal estado. Si aparece un hongo en una verdura, fruta o pan, lo recomendable es desecharlo.
  • Al cortar la parte dañada no se resolverá el problema, ya que el hongo puede esar infectando todo el alimento. Los productos de levadura presentan muchos riesgos de consumir moho, así como el agua potable de mala calidad.
  • El aire contaminado por esporas de hongos (filtro o conducto de aire acondicionado) causa moho en las paredes, acumulación de polvo y suciedad en la habitación.
  • Si el aire no se trata a tiempo, es la forma más rápida de inhalar el moho, especialmente el moho negro.
  • En muchas casas antiguas (o con problemas con los filtros HEPA) se rompe el régimen de humedad. Este hongo puede aparecer en diversas partes y el número de esporas en el aire aumenta de manera alarmante causando que inhalemos el moho.
  • Las personas alérgicas sufren mucho por inhalar el moho, ya que desarrollan ataques de asma, tos y alergias (además de otras enfermedades).
  • Las personas que no son propensas a las reacciones alérgicas no sienten inmediatamente los efectos de inhalar moho en sus cuerpos, pero posteriormente pueden sufrir ciertas afecciones.

 

 

Consecuencias de inhalar moho

Las consecuencias de inhalar moho no se hacen sentir inmediatamente. Una vez en el cuerpo, el moho descansa, especialmente si una persona tiene una fuerte inmunidad. Por un tiempo, el hongo se acumulará y se multiplicará, conquistando todos los nuevos territorios. Pero gradualmente la intoxicación y consecuencias de inhalar moho se manifestarán en todo su esplendor.

 

¿Qué pasa si inhalas moho?

La mayoría de las veces, la presencia de hongos en el cuerpo humano puede determinarse por los siguientes signos respiratorios:

 

  • Dolor de garganta.
  • Picor y ardor en los
  • Lagrimeo
  • Congestión nasal prolongada sin razón aparente.
  • Tos con esputo, que no se detiene con los medicamentos.
  • Dificultad para respirar que aparece incluso después de un esfuerzo mínimo.

 

Dado que la reacción alérgica del cuerpo al moho tiene síntomas similares a los de la influenza y las infecciones respiratorias, es posible que se realice un diagnóstico incorrecto y se prescriba una terapia, lo que conducirá a la progresión de la patología.  Y esto, a su vez, puede provocar hemorragias nasales o internas, afectando negativamente el trabajo del hígado y los riñones.

Otros síntomas como reacciones alérgicas que no fueron observadas previamente por las consecuencias de inhalar moho o de envenenamiento por moho, merecen atención especial. Aquí las indicamos:

 

  • Picazón y descamación de la piel, que son de naturaleza periódica y pueden empeorar o desaparecer.
  • Flujo
  • Mucosa blanca en la
  • Seborrea (caspa).
  • Ganglios linfáticos
  • Fiebre
  • Dolor articular y muscular.
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga crónica.
  • Trastornos del sueño.
  • Deterioro del bienestar general.

  

fiebre moho

 

Existen tipos de moho que se desarrollan sobre papel, madera, alfombras y alimentos. Uno de los principales signos de una lesión del cuerpo por inhalar moho es un deseo irresistible por los dulces, especialmente en la noche (y no importa si se cenó un refrigerio o una cena sólida). 

Es especialmente peligroso el inhalar moho negro, ya que provoca el desarrollo de la enfermedad mortal Aspergilosis, que es una forma grave de micosis. El moho negro aparece en los baños y puede incluir especies tóxicas. Si un área grande se ve afectada, se recomienda hacer la limpieza correspondiente.

 

 

¿Qué hacer si el hongo apareció mi hogar?

 

  • Cuando se produce la formación de moho en las paredes o cualquier superficie, es muy importante determinar qué hongos están presentes en este moho. Los micólogos pueden hacer esta tarea.

 

  • Si se detectan especies tóxicas, se emite un informe especial con el cual la persona debe comunicarse con los servicios apropiados, que a su vez están obligados a desinfectar las zonas afectadas.

 

  • Los filtros HEPA (filtro de aire de partículas de alta eficiencia), absorben esporas de moho que no verás.

 

  • Estas son muy fáciles de atrapar (cuando el filtro HEPA está limpio y funcionando) o muy fáciles de transferir (cuando el filtro está dañado o contaminado).  Cuando el moho encuentra condiciones favorables para el desarrollo, instantáneamente anidan y crecen en todas direcciones.

 

  • Actualmente, los filtros HEPA a menudo se utilizan para filtrar el aire del interior, proporciona la purificación del aire en casa y capturando casi el 100% de cualquier partícula suspendida en el aire.

 

  • El moho se desarrolla en cada superficie. Los mohos se pueden encontrar en casi todas partes.  Puedes inhalar moho en cualquier momento, ya que el moho siempre está ahí, pero no puedes dejarlo crecer.

 

  • El moho no puede ser eliminado completamente del ambiente interno. Una vez limpiado o aspirado solo puedes controlar los factores que hacen que crezca, como lo son un ambiente húmedo, cálido y ácido.

 

José Manuel Salvador
José Manuel Salvador

Te puede interesar

Deja un comentario