Moho blanco

 

En algunos casos en las plantas suelen aparecer lesiones, dentro de estas lesiones se puede encontrar algo similar al algodón. Es principalmente parecido en la apariencia. A esto se le conoce como moho blanco, el cual es una enfermedad principalmente de las plantas, que causa un marchitamiento prematuro, así como la muerte de la planta. De igual forma, se puede encontrar en los suelos, la madera o las paredes, entre otros. En la mayoría de los casos se presenta el moho blanco algodonoso, se le llama de esta forma por su gran similitud al algodón.

Esto suele ocurrir muy seguido, tanto en grandes huertos como en los pequeños. Los daños por el moho blanco pueden llegar a ser graves, por esta razón lo mejor es evitar que ocurra su aparición. Sin embargo, en caso de ya presentar plantas con moho blanco lo mejor es evitar a toda costa su propagación.

En la mayoría de estos casos ocurre en lugares de mucha humedad y de clima templado. Las temperaturas en las cuales puede surgir el moho blanco se encuentran en un intervalo de 4º a 26º Celsius, siendo las óptimas a una temperatura de 13º a 15º Celsius (Centígrados). Estas medidas son aproximadas, debido a otras variantes del clima.

 

moho blanco y gris en tomate

 

¿Qué es el moho blanco?

El moho blanco es un hongo llamado Sclerotinia sclerotiorum. Este hongo ataca a las plantas desde las raíces hasta los frutos, afectando toda la planta. Suele propagarse tanto dentro del hospedador como de las plantas adyacentes con gran rapidez.

Este hongo se puede observar en pequeñas lesiones que posteriormente se van haciendo más grandes, en las cuales se puede encontrar micelios fúngicos algodonosos. En otras palabras, se observarán pequeñas lesiones las cuales se harán más grandes a media que transcurra el tiempo. En dichas lesiones se observarán una especie de cuerpo algodonoso blanco, de ahí es donde proviene el nombre de moho blanco. Un ejemplo del moho blanco en las plantas puede ser el moho blanco de la lechuga, el moho blanco en los tomates, moho blanco en el frijol, en aceitunas y en orquídeas.

 

Como se puede observar en la mayoría de los ejemplos escritos, son de alimentos, por esta razón se debe tener mucho cuidado en los alimentos cosechados, ya que el moho blanco es perjudicial para la salud. No obstante, este hongo se puede apreciar en distintos lugares, no solo en las plantas.

 

 

 

¿Cómo evitar el moho blanco?

 

El moho blanco en su mayoría surge cuando existe gran presencia de humedad y un clima templado, por tanto, la mejor forma de evitar que surja es ventilando los espacios para que circule el aire y se evite la humedad. Esto ocurre en lugares cerrados, como podrían ser cuartos, baños, salas, entre otros lugares.

 

Otra forma para evitar la formación de moho blanco es mediante la limpieza. Realizar una limpieza y posteriormente aplicar desinfectante en los posibles lugares donde podría aparecer moho blanco disminuye en gran medida las posibilidades de su aparición.

En el caso de los cultivos, gracias a que no existe un método para tratar el moho blanco, muchos expertos sugieren la rotación de los cultivos y la posterior limpieza de los restos vegetales que podrían encontrarse en los suelos. El moho blanco puede sobrevivir grandes intervalos de tiempo, por esta razón no es recomendable descomponer las plantas infectadas y usarlas de abono.

   

 
 
 
 
 

¿Cómo eliminar el moho blanco?

 

La forma de tratar o cómo eliminar el moho blanco varía dependiendo el lugar en donde se encuentre. En caso de encontrarlo en las paredes, su limpieza es sencilla, siempre y cuando sean paredes lisas. Solo se deberá pasar un paño húmedo o utilizar un producto contra el moho.

Si, por otro lado, se presentan paredes porosas, se deberá retirar el área afectada y remplazarla, esto se debe a que el moho crece desde dentro de las paredes hacia el exterior. Así que  ya sabes cómo eliminar el moho blanco de las paredes.

Después de quitar el moho blanco de la pared pueden quedar manchas.  Entonces, ¿cómo quitar manchas de moho blanco? Para esto se puede usar un paño con agua y jabón hasta que la mancha desaparezca.

En caso de no desaparecer se debe usar un producto mata moho. Dicho producto es más eficaz contra estas manchas. De la misma forma en que son tratadas las paredes, se pueden tratar los suelos que posean este tipo de moho.

Si se presenta en las plantas, hay que saber cómo combatir el moho blanco de las plantas, porque de lo contrario el moho se propagará contagiando a las demás, que posteriormente se marchitarán y morirán. No existe un método que asegure el correcto tratamiento del moho blanco. No obstante, se puede intentar podar la planta en las zonas afectadas y posteriormente usar un fungicida. Este método otorga resultados muy limitados y mínimos contra el moho blanco. La mejor opción en caso de presentar moho blanco en las plantas es retirar la planta y destruirla, para de esta forma evitar contagios.

Y, ¿cómo quitar el moho blanco de la madera? En primera instancia, se debe asegurar que el lugar donde se encuentre la madera no exista una cantidad considerable de humedad. Esto se debe a que, de lo contrario, aunque se logre quitar el moho blanco de la madera, este mismo volverá a surgir.

Cuando se presenta el moho blanco en la madera se debe limpiar la superficie en la cual se observa el moho blanco y un poco de sus alrededores, con agua y jabón o algún limpiador especial para madera. Posteriormente de limpiar la zona, es recomendable rociar un poco de producto contra el moho y de esta forma evitar que vuelva a surgir. Se debe tener presente que, en los siguientes días, después de la limpieza, puede volver el moho blanco y debe repetirse la misma operación.

 

Para realizar todo este trabajo de limpieza se debe tener presente que la exposición prolongada con el moho blanco puede generar daños a la salud. Por esta razón, a la hora de saber cómo eliminar moho blanco es recomendable usar un equipo mínimo de protección y evitar en gran medida el contacto de este tipo de moho con la piel.

Alex Cornejo Tercero
Alex Cornejo Tercero

Oliver Guzmán
Oliver Guzmán

Deja un comentario