Moho de la fruta

 

El recubrimiento blanco grisáceo o verdoso en las frutas y verduras es un fenómeno muy común. Aunque es causada por hongos de moho, no tiene mucho en relación con las especies nobles que se encuentran en el queso o el yogurt. El área más pequeña ocupada por moho gris o moho negro hace que toda la fruta se vuelva no comestible. De nada sirve cortar las partes de la fruta contaminada con moho.

Como el moho de frutas es microscópico, no se puede observar hasta qué punto exactamente contaminó el alimento. Por lo tanto, es preferible que no tenga tiempo de aparecer.

 

alternia

 

¿Y qué es el moho de frutas y verduras?

Es el nombre tradicional de los hongos microscópicos que aparecen en las frutas y verduras, los cuales son muy peligrosos para los humanos. La intoxicación en las personas no es causada por los hongos en sí, sino por los metabolitos (micotoxinas).

La principal fuente de contacto humano con las micotoxinas es el alimento (tanto de origen vegetal como animal), aunque el moho en frutas y verduras es una fuente tradicional de exposición a estos hongos. Continúa con la lectura para conocer más en detalle, todo sobre los mohos en frutas y hortalizas, así como de su taxonomía y otras características.

 

 

¿Por qué sale moho en la fruta?

La razón del por qué sale moho en la fruta es debido a que las esporas están en todas partes y muchas cepas crecen en los alimentos. Si las esporas del moho se encuentran en la fruta o los vegetales y se convierten en cuerpos fructíferos que aparecen como manchas oscuras y a veces un poco borrosas.

Las pequeñas esporas del moho de frutas están a nuestro alrededor (en el aire), así que, en moderación, no van a ser perjudiciales para nuestra salud. Pero a medida que la espora se adhiere, comienza a propagarse, creando una fruta con moho.

Una vez que las esporas del moho caen sobre una superficie, buscan agua y nutrientes para alimentarse. El moho en frutas se puede producir fácilmente porque están en el ambiente perfecto para su crecimiento.

 

 

 

 

Comí fruta con moho

¿Debo preocuparme si ingerí moho negro con una fruta? ¿O qué tal si probé el moho gris con la fruta? Si tus defensas están en los niveles correctos, el daño puede ser casi nulo. Pero de lo contrario, deberías asistir a un médico.

Intenta observar imágenes de fruta con moho para que te informes claramente antes de comer estos alimentos.

Si estuviste en contacto con moho negro o moho gris en la fruta, es muy importante que visites al médico, ya que estos tipos de moho de frutas son muy peligrosos y altamente tóxicos, lo cual puede ser nocivo para la salud.

 

 

Moho en frutas y verduras

Aunque se utilizan numerosas especies de moho en la producción de alimentos y productos farmacéuticos, la mayoría de las personas no están muy conformes al oír sobre eso, debido a que son conscientes de sus efectos adversos. Los mohos en frutas y hortalizas pueden causar deterioro, podredumbre y descomposición en los alimentos, lo que los hace inadecuados para el consumo.

 

Pero ¿Se puede comer fruta con moho?

Sí se puede comer fruta con moho que no contenga micotoxinas, pero el crecimiento del moho de frutas es un indicativo de que el alimento se está dañando, lo que da como resultado una variedad de sabores y olores extraños que no son precisamente agradables.

Cuando tengas moho en fruta o ciertas dudas sobre la seguridad de un alimento, no lo consumas, ya que no hay forma de cómo eliminar moho de frutas, o por lo menos es muy difícil hacerlo (se debe cortar un poco alrededor de la parte mohosa en la fruta o vegetal y comer el resto).

Pero recuerda, no se puede comer fruta con moho tan seguidamente, ya que su sabor no es el ideal y es dañino para la salud.

 

 

Tipos de moho en frutas

Las frutas y verduras pueden tener la presencia de hongos como el Penicillium, Aspergillus o ByssochlamysEl moho gris (Botrytis cinerea) y el moho negro (Stachybotrys) son muy comunes y altamente tóxicos.  El moho de frutas crece rápidamente en el jardín de la cosecha. Este produce esporas que le dan su color especifico, que suele ser verde, blanco, negro o gris.

Los tipos de moho en frutas más comunes son:

 

Alternaria:

Es uno de los 4 mohos alérgenos más comunes en los humanos. Crece en plantas y material vegetal. 

  

Aspergillus:

Es otros de los comunes mohos alérgenos. Se encuentra con frecuencia en el heno húmedo, los granos, salchichas y frutas. 

 

Botrytis:

Se manifiesta en los frutos caídos y también pueden atacar las plantas con flores, especialmente los pétalos y las frutas cítricas (kiwi y las uvas).

 

Cefalotecio:

Son hongos que producen putrefacción en las frutas, especialmente en las manzanas.

  

Curvularia:

Este organismo es transmitido por el suelo. También crece en plantas y material vegetal.

 

 

 

Cómo evitar el moho en la fruta

Las esporas del moho pueden estar en todas partes, porque son diminutas e invisibles. Flotan fácilmente con el viento, que las extiende por distancias muy largas. Estas esporas pueden caer sobre la fruta expuesta en una tienda o en hogar. Entonces, el crecimiento del moho de frutas es solo cuestión de tiempo. El almacenamiento inadecuado de la fruta acelera todo el proceso.

 

Entonces... ¿cómo evitar el moho en la fruta?

 

  • Lo que podemos hacer para evitar el moho en la fruta es limpiar nuestra nevera o despensa periódicamente. Esto puede reducir el crecimiento del moho de frutas.

 

  • Mantener los alimentos en el refrigerador también reduce el crecimiento del moho gris fruta y el moho negro en la fruta.

 

  • Debes asegurarte de mantener los niveles de humedad bajo control. Evita las toallas húmedas, las gavetas sucias o las esponjas que puedan albergar moho fruta.

 

  • Ten en cuenta que la fruta fresca es un producto de baja durabilidad, así que intenta comerlos lo antes posible después de comprarlos. 

 

  • Si la fruta no dura mucho tiempo almacenada, el moho no se desarrollará. Es mejor comprar una cantidad menor de fruta y así se evita que se descompongan.

 

Ane Casanova
Ane Casanova

Guillermo Hernádez
Guillermo Hernádez

Deja un comentario